Pimientos de Padrón: ¿por qué unos pican ‘e outros non’?

El picor es una de las características más llamativas de los pimientos de Padrón, uno de los grandes clásicos, juntos a las bravas, los chopitos, las croquetas o la ensaladilla rusa, de la gastronomía española. Pero lo cierto es que, aunque todos son del mismo color y de la misma forma, no todos pican. Como dice el refrán gallego: “uns pican e outros non“. De ahí el el juego (o el miedo) que se crea a la hora de tomarlos. Pedirse una ración es como jugar a la ‘ruleta rusa del picante’. ¿A qué se debe esta aleatoriedad? ¿Qué historia hay detrás de este producto?

albueraconsulting1